Publicidad

04 de diciembre de 2022

Conversar con tu bebé favorece el desarrollo del lenguaje

Aunque parezca que no nos entienden en los primeros meses, charlar con los bebés sí ayuda al desarrollo del lenguaje.

Por Redacción Cromos

Aunque parezca que no nos entienden en los primeros meses, charlar con los bebés sí ayuda al desarrollo del lenguaje.
Fotografía por: Getty Images

Numerosos estudios señalan que las conversaciones con tu bebé, aunque aún no pueda entender lo que le estás diciendo, favorece el desarrollo del lenguaje con el paso de los años en los más pequeños.

Una reciente investigación de la Universidad de Stanford, los científicos monitorearon el lenguaje al que están expuestos los bebés (en edades entre 5 y 8 meses) en su casa, a través de conversaciones o historias de sus padres.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Lee también: Claves para criar niños “buenos”, según la Universidad de Harvard

Pudieron determinar que los padres que constantemente “conversan” con sus bebés ayudan a mejorar el desarrollo del lenguaje de sus hijos a comparación de lo que se limitan al simple acto de hablar cuando están en la habitación.

En lugar de solo escuchar las palabras de los adultos, los padres que toman tiempo para tener “conversaciones” con sus bebés pueden aportar para moldear sus futuras habilidades lingüísticas.

Este estudio afirma que la cantidad y la calidad del lenguaje al que los padres y cuidadores exponen a los bebés tiene un efecto significativo en sus futuras habilidades lingüísticas.

Conversar con ellos, a pesar de que no hablen

En lugar de solo escuchar las palabras de los adultos, los padres que toman tiempo para tener “conversaciones” con sus bebés pueden aportar para moldear sus futuras habilidades lingüísticas.
En lugar de solo escuchar las palabras de los adultos, los padres que toman tiempo para tener “conversaciones” con sus bebés pueden aportar para moldear sus futuras habilidades lingüísticas.
Fotografía por: Pexels

Aunque los bebés aún sean muy pequeños para pronunciar sus primeras palabras y se expresen solo con sonidos, la posibilidad de intentar una comunicación de ida y vuelta, el lenguaje interactivo entre el bebé y los padres sí tiene un impacto en sus circuitos cerebrales.

Los científicos grabaron las conversaciones y la información lingüística utilizando un dispositivo sujeto a los bebés, llamado “Análisis del entorno lingüístico” (LENA). Esta herramienta midió la actividad de la red del lenguaje en reposo de los bebés mientras dormían para luego compararla con la actividad en medio de conversaciones.

Recomendado: Alistar a los hijos para el colegio equivale a un día extra de trabajo por semana

Además, mientras los bebés están en el útero comienzan a desarrollar una red para el procesamiento auditivo, relacionado con la manera en que los oídos y el cerebro trabajan juntos para entender el sonido.

Después del nacimiento, los bebés desarrollan una nueva red para comprender oraciones más complejas, vocabulario y el significado de las palabras, a lo largo de la primera infancia.

Teniendo todo esto presente, el estudio descubrió que la frecuencia con la que conversaban los padres con sus bebés, en lugar de simplemente hablar en voz alta, tuvo un impacto en la actividad cerebral de los pequeños.

Estos resultados proporcionan evidencia del papel de las interacciones vocales con los cuidadores, en comparación con el habla de un adulto escuchado por casualidad, en la función de las redes del lenguaje en la infancia”, escribió una de sus autoras en el artículo.

Además, los resultados destacan la importancia de los entornos sociales en la vida temprana para ir forjando el funcionamiento y el desarrollo del cerebro de un niño, y la necesidad de ayudar a los padres a proporcionar entornos enriquecedores.

Te puede interesar leer: Los niños que ayudan en las tareas del hogar son más exitosos

Cromos en Google news
Este sitio usa cookies. En caso de seguir navegando se entenderá que usted ha otorgado una autorización mediante una manifestación inequívoca para su uso
Aceptar