Patrice Lafforgue responde a Cromos: ¿qué hacer cuando nos enamoramos de un amigo?

El coach experto en desarrollo personal y reconquista amorosa nos habla sobre el enamoramiento entre amigos en el mes del amor y la amistad.

Por Redacción Cromos

13 de septiembre de 2022

El francés Patrice Lafforgue, experto en reconquista amorosa, lleva un largo camino en la profundización de las complejas dinámicas de las relaciones amorosas.

Luego de un duro proceso de desamor, Lafforgue se preguntó si muchos otros, como él, estarían pasando por la misma situación, buscando una ayuda terapéutica específica para este proceso. Al reconocer la dolorosa realidad de perder un gran amor, Patrice se formó en Coaching, en PNL (Programación Neurolingüística), en comunicación no violenta y en reconquista amorosa, con la confianza de poder ayudar a otros que, como él, necesitara apoyo en este proceso.

Sigue a Cromos en WhatsApp

Te puede interesar leer: Motivos por los que tiende a desaparecer el deseo sexual en las parejas

Él, como muchos de nosotros, ha visto el vacío al que se enfrenta quien se encuentra con el desamor y no sabe a quién acudir, por lo que también ofrece consultas y ayuda personalizada para reconstruir la autoestima y reparar vínculos que parecen totalmente perdidos.

El experto comparte su perspectiva con respecto a los amores que surgen de la amistad :

Cromos: ¿Qué se puede decir sobre una situación en la que alguien se enamora de un amigo?

Patrice Lafforgue: Las relaciones nunca son estables, independientemente su calidad: amistosa, profesional, amorosa, etc. Más precisamente, las intenciones y las necesidades adentro de una relación nunca son estables. Las evoluciones son permanentes en función de lo que el otro o las circunstancias despiertan en nosotros de manera consciente o inconsciente.

La amistad, más que las demás relaciones, es el mundo de todos los posibles porque es un espacio donde se tejen los vínculos de la complicidad, donde cada uno tiene el tiempo y el espacio para familiarizarse y aprender a sentir, a probar, a compartir. En este espacio particular y exclusivo puede nacer poco a poco un sentimiento amoroso, es decir pasar del amor “Philia” al amor “Eros” de la amistad al amor pasión. La amistad es una forma de amor y un componente fundamental de una relación amorosa y puede nacer la pregunta: ¿qué hacer si me enamoro de mi amigo/a?

C: ¿Qué debemos contemplar si nos enamoramos de un amigo?

P.L.: Es una pregunta legítima, porque esta posible mutación, es decir, la intensidad de lo que significa una relación amorosa puede poner en riesgo esta amistad porque va a necesitar más compromiso y entonces más exigencia. Podemos decir que es igual a una lotería o para los más radicales es cómo una ruleta rusa, porque nadie sabe lo que va a salir de esta transformación de sentido relacional.

Uno puede decir que es el caso para cualquier tipo de relación, salvo que en este tipo de mutación hay algo precioso que se puede perder: una persona de confianza, un apoyo, una complicidad única. Este riesgo se debe a que una relación amorosa, debido a su necesidad de compromiso, despierta una intensidad emocional y sentimental superior, la cual está vinculada con otra intensidad, pero esta vez opuesta: el odio, la rabia, el rancor, la desilusión.

Sin embargo, la amistad es muy frecuente en el preámbulo de una relación amorosa. Según un estudio publicado en la revista Social Psychological and Personality Science, las dos terceras partes de las parejas que hicieron parte de este estudio fueron amigos antes de enamorarse y constituir una pareja como tal. En este mismo estudio la gran mayoría de los participantes precisaron que no desarrollaron un vinculo amistoso con la intención de enamorarse, pero (la precisión es importante) que, para la mitad de los participantes, generar una amistad era el mejor medio para desarrollar una relación amorosa.

C: ¿Qué debemos pensar antes de expresar nuestros sentimientos?

P.L.: Lo que se puede hacer cuando uno está enamorado de su amigo/a es hacerse una serie de preguntas para identificar la profundidad, la sinceridad y la calidad de lo que uno siente y si es una intención puntual o no. La siguiente serie de preguntas va a permitir tomar una decisión o por lo menos aclarar el panorama:

1- ¿Me imagino teniendo intimidad con esta persona?

2- ¿Empiezo a proyectarme con esta persona y me imagino viviendo con ella?

3- ¿Esta persona me hace falta si no la veo durante algunos días?

4- ¿Conozco realmente a esta persona?

5- ¿Tengo gana de besarla y/o tocarla?

6- ¿Puedo crecer con esta persona?

Si contestaste afirmativamente a todas estas preguntas entonces hay una alta probabilidad de que existe los fundamentos de un real enamoramiento. En este tipo de situación la principal recomendación es permitir un espacio para medir y/o provocar una reciprocidad es decir organizar salidas en modo pareja (cinema, restaurante, actividad que generan emociones, deporte, etc) y crear más complicidad para permitir el cruce de la frontera y ver precisamente si su amigo/a siente lo mismo.

Hay detalles del comportamiento que pueden ayudar a determinar esta famosa reciprocidad. Si este/a amigo/a te mira a los ojos con intensidad, si toma iniciativa para salir juntos, si es detallista contigo, si te hace halagos, si siente la necesidad de tocarte la mejilla, el hombro, la rodilla, la mano, durante algunos segundos, si te dice que te extraña, etc. Estos aspectos son, en definitiva, la señales de una complicidad que puede ir más allá de una amistad.

C: ¿Qué debemos hacer cuando creemos que no es recíproco?

P.L.: En el caso donde se no se observa señales de reciprocidad, es recomendable no ilusionarse pero mantener la complicidad para medir el clima, el cual puede evolucionar. Puede existir igualmente el caso donde esta relación se vuelve tóxica, en el sentido de que hay una esperanza amorosa insatisfecha y/o imposible de cumplir. Si esta situación genera una fuerte inestabilidad emocional y/o afecta su calidad de vida, podría ser pertinente distanciarse para protegerse.

Sin embargo, en francés se dice que: “Pocas veces nos arrepentimos de habernos atrevido, pero siempre de no haberlo intentado”. Podremos agregar que el atrevimiento en el amor puede existir, con la condición de que haya señales favorables.

Te puede interesar leer: Salud | ¿Existe una forma de vivir más y mejor dentro de la cotidianidad?

Redacción Cromos

Por Redacción Cromos

“Somos la revista de mayor tradición y reconocimiento en Colombia. Entérate con nosotros de temas de estilo, moda, salud, belleza y sociedad.”RevistaCromos
Sigue a Cromos en WhatsApp
Este sitio usa cookies. En caso de seguir navegando se entenderá que usted ha otorgado una autorización mediante una manifestación inequívoca para su uso
Aceptar