¿Qué podemos picar mientras vemos partidos del mundial?

Un mes de grandes dosis de fútbol puede ser perjudicial para la salud si no pensamos en lo que consumimos. Estos consejos están basados en el plan de alimentación que me recetó la nutricionista Juliana Mejía.

Por Carlos Torres

15 de junio de 2018

Getty Images

Getty Images

Fotografía por: Rainer Puster

En junio tenemos las altas posibilidades de subir de peso, como si estuviéramos en diciembre. Solo que lo hacemos sin necesidad de ir a la playa o a la Feria de Cali.

Rusia 2018 apenas comienza y estamos a tiempo de detener las futuras calorías de más. Por eso debemos seleccionar con cuidado lo que nos llevamos a la boca, mientras vemos a Messi, Cristiano, Iniesta, Neymar, Falcao, Abel. 

Sigue a Cromos en WhatsApp

1. Rusia y sus benditos horarios

Para los que van a desayunar viendo Argentina vs. Islandia (8:00 a.m.), recomiendo empezar con frutas jugosas, como naranja, sandía o melón. Es importante ingerir una de las tres, nunca mezclar (¡jamás mezclar!). La cantidad es lo de menos. Si te mandas cinco naranjas (o tres vasos de jugo de naranja), no te vas a subir de peso.

Luego puedes tomar café, en la medida de lo posible sin azúcar, mientras miras embobado el televisor.

De plato fuerte de desayuno, tienes la opción de cereal (cualquiera de la línea saludable) con leche descremada, 0% grasa. La segunda opción es pan integral con queso campesino o cuajada. La tercera, algo más aburrida, es prepararse un batido con leche descremada 0% grasa con avena en hojuelas, añadiendo banano o fresa. Recuerda que las frutas no se deben mezclar.

2. Para el partido de la media mañana

Alemania vs. México puedes acompañarlo con las peras que quieras. Otra opción más sólida son galletas de cereal, que también funcionan con café. 

No está mal pecar con papitas y platanitos de paquete. Procura que sea de vez en cuando, darte estas licencias en días especiales, como cuando juega Colombia, Colombia y nada más que Colombia.

3.  De almuerzo Bélgica contra Inglaterra

Que la ley siempre sea comer una proteína con ensalada. Y punto. Ojalá que de lunes a domingo se repita el pollo y el pescado. Que la carne apenas sea el almuerzo una o dos veces a la semana.

Pasta a la boloñesa o pizza también son opciones, aunque esporádicas. Mi nutricionista insiste en que se llevan mejor con la salud si se comen a la 1:00 p.m., porque el cuerpo tiene la tarde para procesarlas. 

4. Ojo con el trago

Para los que nos vemos el mundial en la oficina, quizás tenemos mínimas chances de un brindis. Si podemos, el whisky es la única bebida alcohólica que engorda menos.

La mayoría de veces el whisky satisface hacia el segundo o tercer vaso, por lo que seguramente vas a poder continuar el día sin problema.   

   

 

Por Carlos Torres

Sigue a Cromos en WhatsApp
Este sitio usa cookies. En caso de seguir navegando se entenderá que usted ha otorgado una autorización mediante una manifestación inequívoca para su uso
Aceptar