¿Cómo está la salud mental de los colombianos? Hay datos que preocupan

Un estudio realizado en Bogotá  por la Secretaria de Salud y las Naciones Unidas evidencia que más de 900.000 se sienten “nada o poco satisfechas” con su estado de ánimo.

Por Redacción Cromos

07 de julio de 2024

En los últimos años, ha aparecido un nuevo desafío para la salud pública en Colombia: la salud mental, generando así, un incremento significativo de los problemas de salud mental y los trastornos o enfermedades mentales en el país, que afectan a personas de cualquier edad, género y estrato socioeconómico.

¿Cómo está la salud mental de los bogotanos?

¿Cómo está la salud mental de los bogotanos?

Fotografía por: pixabay

Psicología en Colombia: ¿Cuáles son las consultas más frecuentes?

Diana Carolina Ramírez, docente  del  Centro de Psicología clínica de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, explica que los problemas más frecuentes encontrados en consulta, según las autoridades locales de salud y que afecta principalmente a mujeres y jóvenes, son la depresión y la ansiedad  donde el 18.72 % muestran un número medio de síntomas de ansiedad, y el 20.1 % un alto número de síntomas de ansiedad y en tanto que el 36.73 % tiene un número bajo de síntomas de depresión; el 14.96 % un número medio, y el 11.6 % un alto número de depresión, exacerbados a menudo por el estrés cotidiano, situaciones de violencia dentro o fuera del contexto familiar, problemas económicos, desempleo y desplazamiento forzado que han marcado a la sociedad colombiana durante décadas.

Sigue a Cromos en WhatsApp

Por otro lado en los niños, niñas y adolescentes se evidencia que los problemas más frecuentes son dificultades para fijar y mantener la atención o concentrarse (34.38 %); jugar poco con otros niños (32.91 %), y asustarse o ponerse nervioso/a sin razón (31.21 %), las anteriores cifras fueron obtenidas en el estudio realizado por la Secretaría de Salud de Bogotá y la Naciones Unidas publicado el 3 de mayo del presente año.

¿Cómo está la salud mental en Bogotá?

En Bogotá la atención en salud mental presenta un aumento considerable frente a otras especialidades, lo que refleja una mayor conciencia sobre la importancia de cuidar no solo la salud física sino también la psicológica, según el último estudio mencionado se encuentra que el 12.3 % de las personas que residen en Bogotá (más de 900.000) se sienten “nada o poco satisfechas” con su estado de ánimo.

Las localidades donde más se reportó esta percepción negativa fueron Chapinero (20 %) y Usme (19 %). Los motivos por los cuales los bogotanos buscan consultas de atención psicológica son variados: abarca desde problemáticas mencionadas anteriormente hasta la necesidad de apoyo para enfrentar situaciones de estrés, duelos, problemas familiares, y desafíos en las relaciones interpersonales teniendo en cuenta los resultados del estudio se obtuvo que el 10.92 % de los habitantes de la ciudad (794.648) ha sido diagnosticado con depresión alguna vez en su vida, el 9.75 % (710.808) con ansiedad generalizada y el 6.39 % (465.852) con epilepsia.

Adicionalmente, el 19 % (1.385.163) ha pensado o ha intentado suicidarse alguna vez, y el 0.66 % (48.116) ha recibido un diagnóstico de trastorno por consumo de sustancias psicoactivas. Sumado a ello se evidencia que las consecuencias mentales postpandemia, los habitantes de Bogotá incluyeron trastornos del sueño, alteraciones en la conducta alimentaria y síndrome de desgaste profesional.

En otras cifras publicadas por la investigación se evidencia que en general la población bogotana tiene un buena percepción de su salud mental encontrando que: el 47.23 % de los hombres considera que su salud mental es “excelente”, lo mismo considera el 34.2 % de las mujeres y el 14.6 % de las personas intersexuales, por otro lado  algunos perciben que su salud mental es “regular”: el 5.88 % de las personas intersexuales, el 5.79 % de las mujeres y el 3.75 % de los hombres; y perciben que su salud mental es “mala o muy mala”: el 7.43 % de las personas intersexuales, el 1.62 % de las mujeres y el 1.09 % de los hombres.

Si vamos a más a fondo en cuanto a los resultados según el Estrato socioeconómico se encuentra que los participantes perciben que su salud mental es “excelente” el 42.16 % de las personas del área rural, el 35.53 % de las personas en estratos 4, 5 y 6, el 33.73 % de las personas en estratos 3, el 32.77 % de las personas en estrato 1, 30.96 % de las personas en estrato 2 y el 21.47 % de las personas que NS/NR.

¿Por qué es importante ir al psicólogo?

Para la experta en psicología clínica, hay que  “resaltar que, si bien se evidencia un aumento importante en la búsqueda de ayuda profesional, aún existe un estigma asociado a los problemas de salud mental, que sigue siendo un obstáculo para que muchas personas accedan a la ayuda psicológica, sumado a esto se observa que aún hay  barreras para el acceso a recursos, la capacitación de profesionales y la ampliación de la cobertura geográfica de los servicios, especialmente en áreas rurales”.

La búsqueda ayuda profesional demuestra un compromiso con el bienestar personal y el desarrollo de estrategias para afrontar de manera saludable las vicisitudes de la vida. Los profesionales en psicología ofrecen un espacio de escucha activa, sin juicios, donde se pueden explorar emociones, pensamientos y conductas, mediante un trabajo conjunto en la búsqueda de soluciones y en el fortalecimiento de habilidades de afrontamiento. Además, el tratamiento psicológico puede contribuir significativamente a mejorar la calidad de vida, promoviendo así, relaciones más saludables y con mayor estabilidad emocional.

La importancia de acudir a la atención psicológica radica entonces, en la oportunidad de abordar de manera integral la salud mental, entendiendo que esta es un componente esencial del bienestar general. En Colombia, la creciente aceptación de los servicios de psicología refleja un cambio positivo en la percepción de la salud mental, que se ha ido moviendo hacia una cultura de prevención y promoción de cuidado continuo. Esto no solo beneficia a personas que buscan apoyo, sino que también contribuye a la construcción de una sociedad más sana, resiliente y consciente de la necesidad de atender el bienestar emocional y psicológico de sus ciudadanos.

Por último, es crucial continuar promoviendo en Colombia la generación de conciencia sobre la salud mental, desmitificar los trastornos mentales y fomentar una cultura de apoyo y comprensión. La educación en salud mental desde edades tempranas, el fortalecimiento de los servicios de atención primaria y la inversión en programas comunitarios son pasos esenciales en este camino hacia la equidad y una mejor calidad de vida.

Redacción Cromos

Por Redacción Cromos

“Somos la revista de mayor tradición y reconocimiento en Colombia. Entérate con nosotros de temas de estilo, moda, salud, belleza y sociedad.”RevistaCromos
Sigue a Cromos en WhatsApp
Este sitio usa cookies. En caso de seguir navegando se entenderá que usted ha otorgado una autorización mediante una manifestación inequívoca para su uso
Aceptar