La Bodeguilla de la T.

Tiene ocho meses de estar funcionando cerca de la T y pertenece a dos españoles, uno de ellos el creador del menú.

Por D. Buenavida

21 de noviembre de 2008

La Bodeguilla de la T.

Ofrece comida española y la carta empieza con una lista de 26 platos con este título: “Lo mejor de España”. Generalmente no hago comparaciones entre restaurantes o entre lo que el restaurante ofrece y la cocina del país que dice lo ha inspirado, pero este osado título me obliga a algunas reflexiones.

España es un país con una tradición gastronómica y una cultura culinaria reconocida en el mundo entero. La gente come bien, le gusta la buena comida y sabe cocinar. Los restaurantes, por humildes que sean, sorprenden con excelentes platos. Reemplazar pocos conocimientos y poco profesionalismo en la cocina con frases ampulosas y pretenciosas, y tratar de que alguien que conozca poco del tema se lo crea se ha vuelto recurrente en los restaurantes bogotanos.

Sigue a Cromos en WhatsApp

Si lo que ofrece la Bodeguilla de la T. son los mejores platos de España, la cosa anda mal en España; pero si lo que ofrece no tiene nada que ver con la buena comida española, la cosa anda mal aquí. Pero en fin, hay que probar y a eso vinimos.

Adicional a la lista de los “mejores platos”, cuenta la carta con cuatro arroces a la valenciana. Dos pescados, cinco carnes y cuatro sopas. Precios alrededor de $26.000.

Decidimos “irnos de tapas”. Los 26 platos de la lista se pueden pedir en diferentes tamaños: raciones (plato completo), tapas (medio plato) y zarandajas (para pasar con trago). La mitad de estas tapas son jamón serrano y queso manchego. Son porciones grandes. El jamón serrano es importado pero está lejos de ser uno de esos excelentes jamones ibéricos españoles, pero en fin, es lo importado de España que se consigue en Colombia, que carece de esa armonía de untuosidad, aromas y sabores (los mejores a 150 euros el kilo).

Nuestra primera tapa fue la empanada gallega. Es, supuestamente, uno de los platos recomendados. Hay de varios rellenos y nos tocó rellena con un guiso de lomo de cerdo, sin pena ni gloria. Seguimos con “pulpo a feira” servido sobre media papa. El pulpo exige, cuando no es de los pequeñitos, un trato muy especial (meterlos trece veces en agua hirviendo, golpearlos, etcétera) para que quede blando y agradable, pero éste estaba duro e insípido. No valía la pena.

Nuestra tercera tapa fue “Champiñones rellenos con jamón serrano y queso manchego”. Resultó un platillo agradable, bien hecho, con sabor a tapa española. Seguimos con “Calamares a la Romana”. Hacer bien este plato tiene su secreto y en la Bodeguilla no lo conocen, parecían calamares tempura insípidos y mal fritos. Finalizamos con “Delicias del mar”, pedazos de tilapia apanados (entre otras cosas la tilapia no es “del mar”, aquí se consiguen de cultivo y por cierto muy buenas). El apanado más o menos, la fritura dorada pálida y de buen sabor. La sirven con tomate y cebolla cruda. Mucho nombre para poco plato.

En ninguna parte se percibía el buen cocinero español. ¿Será que nunca habían cocinado antes de llegar a Colombia? La cosa anda mal por aquí. No se comen buenas tapas en La Bodeguilla de la T.

Carrera 14 N° 82-38  Tel.: 610 0074 - 218 754.

secomebienaqui@gmail.com

Por D. Buenavida

Sigue a Cromos en WhatsApp
Este sitio usa cookies. En caso de seguir navegando se entenderá que usted ha otorgado una autorización mediante una manifestación inequívoca para su uso
Aceptar