Publicidad

25 de mayo de 2023

Tipos de bullying: identifícalos para determinar si tu hijo los está sufriendo

El bullying o matoneo es una amenaza para niños, niñas y jóvenes que están en proceso de crecimiento. La información para enfrentarlo nunca será suficiente, por eso debemos estar alertas; en cualquier momento los nuestros o incluso nosotros podemos sufrirlo sin que nos demos cuenta. Aprende a detectar sus tipos con la ayuda de una psicóloga experta.

Por Redacción Cromos

En inglés bull significa toro y representa pasar por encima del prójimo sin considerar los efectos que tenga esta acción. Teniendo en cuenta lo anterior, este tipo de maltrato es una amenaza constante que arrasa con cualquier persona, sobre todo a las que están en edad escolar.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Para hablar de los tipos de bullying, Ivonne Grau, psicóloga clínica de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, sostiene que las víctimas de bullying tienen más probabilidades de desarrollar problemas de ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental que aquellos que no lo sufren.

Más información en Cromos
Todos los papás hemos deseado con todas nuestras fuerzas que nuestros hijos vinieran con un manual de instrucciones para saber exactamente cómo actuar, qué hacer y qué necesitan de nosotros. Tristemente esto no es así y mucho del oficio de ser padres lo aprendemos con el “Prueba y error”.
Leer más
Aunque pensemos que puede ser lo mejor para evitar los llantos, irte sin despedirte de tus hijos no es la mejor opción. Te contamos por qué.
La primera vez que oímos a nuestros hijos decir “mamá”, “papá” o “tete” se marca en el calendario un momento inolvidable para todos los padres, además de ser todo un hito en su desarrollo
Leer más
Tras la emoción de oír las primeras palabras del bebé, es normal querer que empiecen a hablar fluido, pero podrías estar cometiendo estos errores.

Tipos de bullying: cuáles son y aprende a identificarlos

Para Grau, estos se caracterizan por la forma en que se llevan a cabo los comportamientos agresivos. Te compartimos a continuación los clásicos:

  • Bullying verbal: se refiere a las palabras hirientes, insultos, burlas y amenazas que se dirigen a la víctima.
  • Bullying físico: se refiere a los comportamientos físicos agresivos, como golpes, patadas, empujones, pellizcos, entre otros.
  • Bullying psicológico: se refiere a las acciones que buscan dañar la autoestima, la reputación o la integridad emocional de la víctima. Ejemplos incluyen la exclusión social, la difusión de rumores falsos y el ciberacoso.
  • Bullying sexual: se refiere a las acciones que tienen una connotación sexual y buscan intimidar, humillar o controlar a la víctima.
  • Bullying racial: se refiere a las acciones que tienen como objetivo intimidar, humillar o controlar a una persona basándose en su raza, etnia, religión o nacionalidad.
  • Bullying homofóbico: se refiere a las acciones que tienen como objetivo intimidar, humillar o controlar a una persona basándose en su orientación sexual o identidad de género.
  • Ciberbullying: Se refiere al uso de medios tecnológicos y el uso de las redes para hostigar, intimidar o amenazar a una persona, usando información privada o con envío de material inapropiado. Los más conocidos son el harrasment, que es la forma más común, a través de mensajes enviados por medios tecnológicos se busca denigrar o insultar de forma directa como indirecta, creando rumores o exponiendo la privacidad de la víctima.
  • El sexting: envío de material pornográfico propio o de otra persona, con el fin de hostigar, controlar a la víctima o como venganza. Por último, el stalking: seguimiento permanente de una persona en el mundo digital, para que sea consciente del interés existente hacia él o ella.

El bullying y las señales de alerta

Puede ser difícil para los niños y jóvenes hablar sobre el problema. Aquí hay algunas señales comunes de que un niño puede estar siendo víctima de bullying:

  1. Cambios en el comportamiento: Si un niño muestra cambios en su comportamiento, como volverse más callado, retraído o evitar ciertas situaciones o lugares, podría ser una señal de que está sufriendo bullying.
  2. Lesiones físicas inexplicables: Si un niño tiene moretones, cortes u otras lesiones físicas inexplicables, puede ser una señal de que está siendo víctima de bullying.
  3. Pérdida de pertenencias o dinero: Si un niño pierde o tiene pertenencias o dinero robados con frecuencia, podría ser una señal de que está siendo intimidado o extorsionado por otros niños.
  4. Cambios en el rendimiento académico: Si un niño muestra un deterioro en su rendimiento académico, puede ser una señal de que está siendo distraído por el bullying o que está preocupado por el acoso.
  5. Cambios en los hábitos de sueño o alimentación: Si un niño tiene dificultades para dormir o muestra cambios en sus hábitos alimenticios, puede ser una señal de que está experimentando estrés o ansiedad debido al bullying.
  6. Es importante recordar que estas señales no siempre son indicativas de bullying, pero si se observan varias señales en conjunto, es una buena idea hablar con el niño para ver si necesita ayuda.
Cromos en Google news
Este sitio usa cookies. En caso de seguir navegando se entenderá que usted ha otorgado una autorización mediante una manifestación inequívoca para su uso
Aceptar